¿No sabes qué visitar en Cuba? Te invitamos al Capitolio de la Habana

El Capitolio Nacional de La Habana es un edificio construido en 1929 en La Habana (Cuba) bajo la dirección del arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, por encargo del entonces presidente cubano Gerardo Machado. El edificio estaría destinado a albergar y ser sede de las dos cámaras del Congreso o cuerpo legislativo de la República de Cuba.

Inspirado en el Panteón de París, San Pablo de Londres y en el Capitolio de los Estados Unidos, el edificio presenta una fachada acolumnada neoclásica y una cúpula que alcanza los 91,73 m de altura.

Situado en el centro de la capital del país, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José, es el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas, y después del triunfo de la Revolución, cuando fue disuelto el Congreso, fue transformado en la sede del Ministerio de Ciencia.

Te dejamos cinco datos curiosos sobre este imponente sitio turístico y te invitamos a visitarlo de la mano de la mejor agencia de viajes de Miami Cuba Targets Travel Agency.

  1. Es visible a 50 millas. La cúpula del Capitolio, en el momento de su finalización, por su grandeza y elevación no solo se divisaba desde los más apartados extremos de la ciudad, sino que desde una distancia superior a las 20 millas mar afuera.
  2. En sus grandes puertas de entrada, fabricadas en bronce, hay sesenta bajorrelieves. En algunos de ellos se muestran los hechos más interesantes de la historia de Cuba, comenzando por la época precolombina y terminando con la inauguración del Capitolio.
  3. La Tumba del Mambí Desconocido. Bajo la escalinata principal, y ambos lados de esta, se encuentran dos arcos, que conducen a un pasaje cubierto donde se encuentran las entradas de la Tumba del Mambí Desconocido. Esta sala contiene un sarcófago, rodeado por seis figuras de bronce con forma de mujer que representaban, al ser construidos, cada una de las seis provincias en que estaba dividida Cuba.
  4. Decoraciones en oro. Aunque no lo crean, en los acabados interiores del Capitolio Nacional se utilizaron más de 20 kilogramos de oro, empleados de distintas formas.
  5. Cuenta con una escultura muy singular. En uno de sus patios interiores, sobre un gran pedestal de mármol, se encuentra una escultura llamada El Ángel Rebelde y está inspirada en Lucifer. Creada por el escultor italiano Salvatore Buemi, esta figura es de las pocas en el mundo alusivas a Mefistófeles.